07 agosto 2012

Cuidar el día a día.


Lo que soñé en mi pasado
me lo ha traído el presente,
en el momento oportuno,
cuando me era más urgente,
cuando más necesitaba
este cambio de mi suerte.
Y puedo pensar en ti
con el alma y con la mente
y llenar el corazón
de lo que he esperado siempre.
He dejado de soñarte
y por fin yo puedo verte
y sentir que el corazón
ahora late más fuerte
cuando se abren tus ojitos
y lo pintan todo verde,
verde de eterna esperanza
que en mi vida es lo que eres.
Cada día cuidaré
desde octubre hasta septiembre,
esas hadas de los tiempos
que trajeron a mi suerte,
ese anhelo de cuidarte
con la ayuda de mis duendes
compañeros de desvelos
cuando no estabas presente.
Cada día cuidaré
este sueño entre la nieve
de miles de luces blancas
que a nosotros nos envuelven
para cuidar el cariño
que en mi alma crece y crece.
Y quiero seguir durmiendo
en la seda de tu vientre,
soñar que sigo cuidando
las sonrisas que tú llueves
contagiando al universo
de la luz que en ellas tienes.
Cada día cuidaré
lo más mínimo que sueñes,
el más mínimo detalle
que algún te desvele.
Cada día cuidaré,
mi amor de luna creciente,
la belleza de tus noches
y mis ganas de quererte.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...