17 junio 2014

Ante tanta vanidad



Porque no tengo la culpa
de que si te doy la cáscara
tú te pongas una máscara
y te creas que es la pulpa
de la fruta más jugosa
lo que en mi palabra ofrezco...
vete y toma viento fresco
y déjame con mis cosas
y con mi forma de ser
porque no quiero crecer
en un mundo con prejuicios,
de reglas establecidas
y con tanta gente herida
que hacen siempre desperdicio
de cualquier palabra amable,
que no llega a ser rentable,
del interés egocéntrico.
¿O es que estás necesitada
de la música de amor,
que te pinte algún rubor
en tu cara maquillada
con lo más artificial
y si suena natural
tú te pienses que son tejos
lo que sale de mis manos?
De verdad, no es tan complejo.
De verdad, que me sorprende
porque siendo tú tan bella,
que te envidian las estrellas
y la hadas y los duendes
por dentro estés tan vacía
y que falten melodías
en las cosas que te dicen;
sólo he dicho que eres guapa
y me pones una capa
del que va a cazar perdices
para darte eternidad.
Si te digo la verdad
hoy ya se que hay personas
que mejor guardar silencio
porque hablo y me sentencio
y lo amable desentona
ante tanta vanidad.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...