23 febrero 2011

NO ME DIGAS...


No me digas que son esos tus ojos,

cuya mirada embriaga

como una puesta de sol interminable.

No me digas que son esos tus labios,
cuya sonrisa envuelve
en un cálido manto las penas.

No me digas que esa es tu naricilla,
tan simpática que recuerda
el revoloteo de mariposas en primavera.

No me digas que esa es tu voz,
tan emocionante que llega
a todas las fibras del corazón.

No me digas que tu alma adorada
tiene un rostro tan bello
y que, además, canta.







(DER BLAUE ENGEL)




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...