30 octubre 2010

DE QUÉ SIRVE


De qué sirve ¡Oh, cielos! tanta devoción

De qué sirve ¡Oh, mares! tanto afán

De qué, montañas, tanta fatiga
De qué, ¡ríos!, tanta perseverancia
¡Bosques!, tanta búsqueda
¡Campos!, tanta siembra
¡Caminos!, tantos encuentros…

Si solo conseguiré de sus labios una sonrisa
De su piel, un color
De su voz, sueños
De sus ojos, ¡esta locura!

Y de su alma…
de su alma…
¡Decidme, por favor!
¿Qué hacer con tanta ternura?



(DER BLAUE ENGEL)


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...