11 febrero 2013

Lo que nos llevamos.


Cuando abres tu mirada, la luz del sol penetra
en la habitación lúgubre que hemos compartido,
que hemos dejado atrás sin habérnoslo creído,
sin saber si podremos volver a repetirlo
y hacer de un cuchitril sucio un palacio.
Llenamos la maleta de alboradas
y de respiración alborotada,
de sonidos de muelles desgatados
por historias de amor que ya no existen.
Miras alrededor sin darte cuenta
que te has puesto las medias al revés;
no te cansas de ver este desastre
como yo no me canso de mirarte
como se mira al sol tras la noche de tormenta
resultando más bello.
Siento como la puerta se resiste,
a cerrar un capítulo tan breve,
sus goznes de chirridos oxidados
protestan al empuje de clausura.
Dejamos un pasado que no pueden quitarnos
en el último beso que nos regalamos.
El castillo se esfuma en el adiós,
con el corazón lleno y satisfecho
y las manos vacías.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...