21 diciembre 2012

LA ÚLTIMA PUERTA



Sin saber quien asustó la liebre,
esta corre espantada
como nunca lo ha hecho en su vida,
ni gira su cabeza para mirar,
no fuera que perdiera valiosos segundos
que no podría recuperar jamás.
Alguien le dijo que si no escapa no se salva,
pero nadie le dijo que por mucho que corra
ella no se va a salvar, ni nadie.
Tenemos todos un terrible depredador,
el miedo, miedo a lo desconocido,
miedo a lo que si conocemos,
miedo a abrir la última puerta
que se nos concede que abramos,
porque no lo dudéis ni por un instante,
nuestra vida está llena de concesiones,
de licencias, de permisos, de prestamos,
nada es nuestro, nada nos llevamos
al viaje que nos espera
detrás de la última puerta
de este maldito corredor
que nos reclama sin cesar.
Cada día tenemos la puerta más cerca,
¿Será mañana cuando la abramos?
¿Habrá alguien que nos la abra?
O ¿estaremos solos?,
como siempre hemos estado
desde que vinimos a este mundo
sin haberlo pedido.

(KANET)


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...