12 junio 2012

NO ME PIDAS UN PORQUÉ


Igual que el poso 
del cacao en mi taza,
así reposas en mi,
delicada y tiernamente.

Me envuelves
hasta hacerme sentir tu calidez,
no dejas que pueda sentir el frío
que produce el olvido.

Estás ahí, lo sé, lo noto
y te lo agradezco muchísimo,
no sabes la falta que me hace
ese abrazo que me entregas.

No te lo he pedido
en ningún momento,
pero me sorprendes con tu presencia 
cuando me hace falta.

Nadie te lo dice
pero lo sabes,
el cómo no lo sé,
pero lo sabes.

Esos giros que da la vida
y que se plasman sin quererlo,
transformando cada minuto
en una experiencia más.

Tomar consciencia  
de todo lo que nos acontece
y no dejar que nos gobierne
el alma, la tuya y la mía.

Eres para mi ese aliento
cuando desfallezco,
eres ese cacao que me tomo
para recargar mis energías.

Eres lo que más quiero
en contra de todo pronóstico,
no me pidas un porqué,
solo que ello es así.

(KANET)



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...