12 julio 2011

LA NOCHE



El embrujo de la noche
atrapa al más desprevenido,
sin previo aviso
pasas del sueño al desvelo.

Te va gustando más y más,
te seduce el silencio que la envuelve,
el aroma de dicho silencio
te embriaga.

Eres capaz de crear
dentro de ese silencio,
dar vida bajo tus dedos
a sentimientos que nacen sin más.

Bajo los rayos argentados
de nuestra eterna guardiana
de las noches,
nuestro espíritu se eleva.

Dejamos por unas horas
de ser simples mortales,
para adentrarnos en el mundo
que habita en nuestro interior.

A ese que no siempre damos prioridad,
que no siempre hacemos caso,
a pesar de que muchas veces
pide paso a gritos.

Entrar en un estado de recogimiento
para disfrutar plenamente
de la creación propia o ajena,
sin prisa alguna.

Sin más compañía que los luceros
prendidos en el firmamento,
saboreas la magia de las letras,
la de las notas.

Paz, simplemente paz
es lo que uno siente 
en esos instantes de dulce calma,
atrapado en ella sin remedio.

Deseando que el alba se retrase
para que esta noche
no llegue a su fin
y el embrujo se rompa.


(KANET)



 





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...