28 junio 2011

BENDITA LA LUZ DE TU MIRADA




Como me ha gustado ver tu sonrisa
cuando llevas en ella la aurora de felicidad,
los encantas de que tú estás cautiva
tu mirada que a veces con calma, a veces sin prisa
pero así me gustas tú, así te quiero de verdad.

No hay forma de que yo te pueda aún más mirar,
no solo tocar el viento de tu mirada que desaparece,
no creo que seas un fantasma para mí, yo si sé amar.
Ven y déjate atrapar por este sentimiento vivo
que espera que tú te hagas visible y detengas mi llorar.

Esa pared ha dejado las huellas de tu respaldo,
mis manos que te buscan sin poder atraparte,
estás lejana, ausente de mi mundo, de mi silencio.
Mi desdicha siempre será por no poder amarte.
Mi felicidad será si tú complementas mi sufrir.
Serás mi historia, deja que mis manos logren encontrarte,
o si te vas de mi lado, no voltees y dejame morir.

¿Has vuelto?, te he visto ahí, abrazando mi mirada,
te he atrapado al fin con mis manos, has vuelto.
Hoy estamos aquí, mirándonos con esa mirada enamorada,
que salen de ellas mil palabras, ya no te irás al horizonte lejano,
y si te fueras de nuevo, entonces dejarías mi alma sentenciada,
ataré tu cuerpo con el mío, y así seré tu sombra, tu propia mano.


(DIONEY BRYAN)





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...