13 mayo 2011

¿TE ALEJAS?



¿Te alejas?
¿Y con qué fin?
¿Lo has meditado bien?
¿Te importo un poco?

Pienso que si y mucho,
por lo que no dudo de tu regreso,
y por la puerta grande
como yo quiero que hagas.

Nadie debe hacerte cambiar
tus deseos ni preferencias,
haz lo que tu corazón te diga
y piensa en quien te espera.

Tus idas y venidas
ya no me son extrañas,
te hecho de menos
pero eso ya lo sabes.

Tus comentarios,
tus mimos,
tu saber de las cosas,
de todo ello aprendo.


El calor que recibo
en cada comentario,
la estimación 
de la que haces gala.


Esto no se puede ir al traste,
de un día para otro,
sin más,
sin mediar una razón.


Y aunque la haya,
seguro no es suficiente
ni válida para este alejamiento,
pues otros te pueden necesitar también.


No deben pesar los actos ajenos,
cada uno somos individuales
como personas,
como ser humano.


¿Porqué tiene que recibir justo por pecador?
¿Que culpa tienen unos por los actos de otros?
No es un reproche,
tan solo son preguntas que me hago.


Medita bien lo que deseas hacer,
piensa si vale la pena alejarte
para salvaguardar tu alma,
si ésta estará tranquila lejos de mi.


Lejos de quien estimas,
sea yo u otro.
Todo esto es parte de nuestra vida,
de ello aprendemos y nos hacemos fuertes.


Escapar, huir, esconderse,
no conduce a nada,
tan solo a más dolor,
a más soledad.


Piénsalo, piénsalo bien y decide,
piensa que quien dejas
puede que sea el que te ayude 
en este mal momento.


Pero como siempre pasa,
la decisión es tuya y solo tuya,
lo que hagas se aceptará,
aunque cueste, aunque duela.




(KANET)






LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...