11 septiembre 2010

ATARDECER


El otoño está llamando a la puerta,
los alegres días de verano están tocando a su fin,
el dulce tiempo de tenerte se va con él,
llega el momento de recogernos.

Duro será el tiempo que esté sin ti,
sin notar tu cercanía,
sin poder compartir mis días,
ni siquiera mis noches.

Obligaciones nos reclaman sin demora,
no podemos desoírlas como si nada,
volverán a llegar mejores días,
en que las risas serán las protagonistas.

Cuanta razón tenían los que siempre me decían,
nada es para siempre, aprovecha cuando pasa,
más creo haberles hecho caso,
este verano ha sido vivido con intensidad.

Tiempo de letras y números es lo que toca ahora,
horas de duro estudio sin parar,
debes hacerlo sin fatiga,
sabes la recompensa que ello te va a dar.

Para no ser menos, yo también en ello estoy,
muchos años han pasado desde mi último examen,
creo poder estar a la altura,
tendré quien me ayude para ello.

Siempre podré contar contigo para cualquier duda,
sabes mucho más de ello que yo,
espero poder usar ese pretexto,
y bajo este disfraz poder tenerte una vez más.

Mis días de verano se terminan,
con ellos mi corazón agoniza también,
mi inquietud aumenta al darme cuenta,
del poco tiempo que nos queda a los dos.

Será como un bello atardecer,
donde el sol, el astro rey del día,
se despide muy a su pesar,
para dar paso a la flamante luna.

En ella pongo mi esperanza y mi fe,
por tenerte unos instantes,
que su reflejo plateado me muestre,
el camino a seguir hacia ti.

Ella será cómplice de los dos,
ella nos guardará el secreto,
mantendrá bajo su manto,
nuestros furtivos encuentros.


(KANET)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...