30 agosto 2010

UN JARDÍN


Placer por puro placer,
es poder contemplar sin reparo,
la evolución de tu ser como artista,
donde quiera que vayas.

Aquí, allá y más allá,
da igual donde te persones,
nos movemos encantados,
por nuestra extensa geografía.

Cuan difícil se nos hace a veces,
poder tus pasos seguir,
venciendo gigantes y dragones,
logramos poner una rosa a tus pies.

Un jardín entero pondría yo,
más ninguna flor se te asemeja en belleza,
a la tuya que innata es,
con cuyo perfume a más de uno has hecho enloquecer.

El placer de contemplar sin más,
de disfrutar de tan agradable visión,
viendo como un jilguero se fue a posar,
cerca de la más bella y perfumada en esta ocasión.

Con su dulce cantar, alegra los corazones,
estos que con su deambular,
no atienden a razones,
cuando a tu lado quieren estar.

Una recompensa el que lo consiga se va a llevar,
el trinar del jilguero lo va a acompañar,
hasta llegar a su destino y recoger,
el tan ansiado bienestar.

Con un brillo en los ojos y una sonrisa en los labios,
un leve "gracias" en tus oídos oirás,
como un suave soplo de aire de verano,
tras las candilejas de un proscenio cualquiera.

¿Algo más placentero que esto?,
es difícil que puedas vivir,
solo el perfume de su cercanía,
podría hacernos perder pie.

Nos caemos aquí y nos enderezamos allá,
pero seguimos en la brecha de alcanzar,
el bienestar prometido,
su dulce y angelical beso.


(KANET)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...