04 marzo 2018

MUCHO ESCRIBO


Cada vez que escribo
desaparece el mundo,
y vivo en el nuestro,
donde habitamos los dos.
Todo se convierte en realidad,
nada perturba nuestra paz,
y lo imposible se torna posible.
Entre líneas precibo tu cercanía,
el aroma de tu piel cuando me reclama,
la música de tu corazón cuando me canta,
tu aliento cuando se agita al rozarte,
ese beso tuyo que oportunamente
me transporta hasta tus tibios brazos.
Mucho escribo,
pero no todo lo tengo dicho,
segundo a segundo surge ese deseo
en mi interior por retener tu esencia
en unos sentimientos,
que de inocentes no tienen nada.


(Kanet)



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...