13 marzo 2015

MORIR AMÁNDOME


Riges mis días con tu luz,
con tu presencia
que no quiero que me falte,
sin ti nada luce,
ni mis ganas de vivir,
de compartir,
de avanzar.
Pero me das razones para seguir,
para creer y creer cada vez más
en un mundo para los dos,
sobretodo cuando vienes a mi
y de golpe, sin previo aviso,
me sueltas una “bomba” como esta...
- “Me duelen los ojos de tanto mirarte,
me duelen los labios de tanto besarte,
me duele la mente de tanto adorarte.
Mas... no quiero que acabe
esta maravillosa agonía,
porque quiero morir deseándote.”
Me desarmas,
rompes mis defensas más férreas
y sucumbo sin remedio.
Ya solo quiero tu presencia,
si, y que tus ojos me sigan mirando,
que tus labios me sigan besando,
que tu mente me siga adorando,
pero que no mueras deseándome,
sino... amándome.


(Kanet)



Con la colaboración inestimable de 
Paco Alonso
Gracias querido .. Un beso


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...