06 diciembre 2014

DULCE FRUTO


Nace del corazón,
nace de la ilusión,
un amor que no conoce límites,
el darte por entero
conformándote con una sonrisa.
Un te quiero gritado a viva voz
responde a la pasión creciente de tu ser.
No hace falta mirar al cielo
y esperar a una estrella fugaz
para formular el ardiente deseo
que pide paso a través de tus entrañas.
Lo realizamos juntos mi flor tardía,
recojamos el dulce fruto
en este jardín que se abre ante nosotros
y saboreemos sus mieles
como si jamás hubiéramos probado otra cosa.
Un regalo de los Dioses
que se nos ofrece para su disfrute.


(KANET)


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...