04 octubre 2013

Donde dije...


El país de pandereta
confundiendo las palabras;
si es que estamos como cabras
y miramos a la teta
y la flecha nos perfora
un segundo de una noche; 
en la cama o en el coche,
prometemos todo ahora,

sin pensar que la cabeza
nos calienta la cerveza
de un trago tan efímero
como pompas de jabón.
Y cuando llega la calma,
qué distinto piensa el alma
sucedida la explosión.
Para siempre de repente
te parece mucho tiempo
y un enorme contratiempo
cuando enfría lo caliente.
Más te vale no olvidarte
que el amor es más que el gusto
de querer sin compromiso,
que no hay ni para el piso,
mejor solo en el arbusto,
para no meter la pata
porque luego los rencores
te etiquetan de traidores
y te quedas como ratas.
Así que deja las promesas
que hoy en día la paciencia
no es asunto de la ciencia
y sí un cuento de princesas.
Aprovecha los momentos,
que hoy en día el sentimiento,
va ligado a recompensas.
en un cuadro tan confuso
que tras cuatro discusiones
se apagaron los colores
convirtiéndote en intruso.
Y el ayer es un pimiento
que emborrona tu destino;
seguiremos el camino
yéndonos a tomar viento.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...