15 diciembre 2012

Estela reciente y próxima





Estela del sur de Chile,
de los campos del copihue,
de las faldas de un volcán,
un día de mañanita,
voló lejos de la hacienda
y aterrizó en Bogota.
Luciendo una ruana roja,
las alturas conquistó,
en alas de su sonrisa,
muy pronto se enamoró.
Aún tenía veintiuno,
cuando a Nana alumbró,
casi regalo de Reyes,
estrellita y resplandor.
Para darle una hermanita,
una joyita encargó.
dos ojitos engarzados
y un rubí de corazón.
Nana y Cata, las hermanas,
ambas fueron regalonas,
dos muñecas principescas,
de su tierra embajadoras.
Ausente la Reina madre,
ya en la Corte celestial
la Corona está vacante,
sin un nieto terrenal.
Trovadorescamente
Hugo Cuche Carvajal

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...