10 noviembre 2012

UN EJEMPLO DE VOLUNTAD


Hoy me lo han contado,
hoy soy un hombre condenado.
Siempre fui alguien de buen hacer,
fuerte, sano, noble y de buen parecer,
he vivido al máximo, al límite de mi existir...
Mas en unos meses, me tendré que ir.

Todo ha cambiado, en un segundo
todo ha terminado.

Siempre tuve muchos amigos,
¿Quién me iba a decir, que iba a ser yo, mi propio enemigo?

Crece en mi interior una fuerza destructora,
insaciable, voraz y devoradora.
Surge de la nada, sin avisar.
Solo queda llorar... y saber que esta vida
es aprender a perder.

¡No!
Mas este no quiero que sea mi final,
y si lo es, no me sentaré a esperar mi destino fatal.
No quiero que la gente me mire con pesar,
creyendo que me tendrán que enterrar,
no quiero que se persignen al ver mi malestar.

Seré un ejemplo de voluntad,
lucha y tenacidad.
Venceré esta horrible maldición...
con apoyo, fuerza y convicción

Me levantaré una vez más y caminaré,
hacia un nuevo amanecer.

Brilla el sol... es un nuevo amancer
y un día más, siento el triunfo en mi piel.

Luché, lloré, sufrí...
Pero llegué, vi... y vencí.
(HUGO)





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...