10 octubre 2012

SED BIENVENIDO MI SEÑOR



Cada día estaré esperando por vos mi señor,
que vengáis a contarme las gestas del día,
que vengáis a calentaros al hogar que os espera
después de un arduo día .
Muchos pensarán que la vida de un caballero
es puro derroche y superficialidad,
pero como siempre, mi señor, hablan porque tienen boca,
no saben nada del desgaste que conlleva
gestionar y hacer ejecutar las decisiones tomadas,
no siempre acordes a los dictados del corazón.
Es por ello que en las noches necesitáis paz y tranquilidad,
retomar el aliento perdido y dejaros colmar de atenciones
al mismo tiempo que me las dispensáis a mi,
pues os he echado de menos todo el día,
y con solo pensar en su vuelta al caer el día
me alivia y me da el ánimo para superar la espera.
Reposad mi señor en mi regazo,
dejad que os acaricie y os pase mis dedos por entre el pelo,
cerrad lo ojos y abandonaros a mis cuidados.
Sed bienvenido hoy y todos los días,
en las mañanas, salid presto a haceros escuchar
pero volved raudo en las noches a dejaros mimar.
Recibid mi señor un cálido abrazo de bienvenida.

(KANET)


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...