21 febrero 2012

SE CUELA, SE CUELA...


Allá, donde parece
que no puede más
y que llegara a su rompiente,
no fenece el campo, no,
sólo se detiene,
embebe del aura del mar
y vuelve,
vuelve a ondear su manto.


Allá, donde hace canto
con el cielo y el mar,
no muere,
sólo se baña y vuelve,
vuelve a sus olas el campo,
y como una de ellas crece,
sobre manto acolchado,
una ilusión llamada Siempre.


Hoy se ha vestido de largo,
por todo lo alto,
para verme
o para que yo la encuentre
y la vea…
como siempre,
con el pelo ensortijado y verde,
a su manera.


Al volver a su lado
la encuentro tan bella…
como siempre,
hoy, incluso su pelo parece
que más claro lo lleva
o que tuviera mechas o algo
de un albo verde azulado,
o quizá sean cosas de la niebla
que por ella se cuela.


Y aunque sea ciego y lento,
su andar ya es viejo y se cuela,
también se cuela por ella el tiempo.


Pecho en tierra, por la niebla
y con tiento, su corazón,
así, de cerca,
como sintiendo,
como una zarigüeya
se cuela el tiempo.


Donde haya ilusión,
así de suave, como pisando niebla
se cuela el tiempo;
y donde no, espera,
como una pobre pena
sin dueño ni nadie
y que a sí misma se pega,
hasta un nuevo otoño
o igual antes,
hasta la primavera.


Secuoya, secuoya,
mi gran ilusión
¡y ese tiempo por ella…!


Aunque sólo te dirían
cosas del silencio,
si es que llegaran a decirte algo,
ya sabes, por hacerte compañía,
en ti dejo, con sus verdades y mentiras,
mis recuerdos mejor guardados,
porque aún me piden vida
y porque aún les debo algo;
al menos, contigo,
querida secuoya,
tendrán siempre a su lado
poesía.


En este tu anillo
ha quedado mi huella,
con un abrazo y las pieles resecas
de mis labios,
en ti dejo lo vivido,
no sea que mi mente,
que ya vaporea,
se vuelva inconsistente
y se vierta todo lo querido,
en un momento y así, como de repente,
por los desagües de la tierra
hacia el olvido.


Si lo hace sin quererlo el aire
cuando por ahí arriba corretea,
yo, con lo que te quiero,
hermosa secuoya,
¡oh, si fuera suave canto
de alma, que eleva,
o pluma de ave cayendo del cielo!
¡Oh, si fuera tanto!
¡Oh, si pudiera
acariciar tu pelo!



(Jon)









LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...