16 abril 2018

MIL MARIPOSAS


Los días se suceden sin dar un respiro,
pero me da igual,
tú me quitas el poco aliento
que soy capaz de exhalar estando contigo.
Mil mariposas me nacen dentro
con tan solo rozarme,
me haces vibrar, 
me estremezco entre tus dedos.
En tus manos revivo cada día
bebiendo las mieles de tus labios,
mi cuerpo está sediento de ti,
y tú no escatimas ni una gota de tu elixir.
Siente el aleteo de esas mariposas,
se dejan sentir y lo cambian todo,
nada resta igual,
siempre hay y habrá un antes y un después.

(Kanet)


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...