15 agosto 2016

MI DULCE CARAMELO



Como una niña
cuando quiere un caramelo,
lo ve, y ya no desea otra cosa,
no para de pensar en ello,
y lucha a capa y espada
contra lo que se tercie por conseguirlo.
Tú, mi dulce caramelo,
amoroso hombre de mis sueños...
Por ti, contra todo el mundo,
y que éste se rinda ante la evidencia,
que tú has de ser mío,
que tú ya eres mío...

(Kanet)




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...