17 julio 2016

UN DÍA, UNA ETERNIDAD...


Un día, 
una eternidad,
una hora,
un sinfín de minutos,
incluso los segundos pesan
cuando he de esperar 
tu regreso a mi.
Llama a mi puerta
que te abriré sin dilación,
mi corazón palpitante
está en tus manos,
no hay otro lugar
donde pueda estar mejor,
aunque te lo lleves lejos de mi,
tú lo sustentas 
y lo haces latir.

(Kanet)


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...