04 junio 2014

Para verte desarmada

Porque yo te quise tanto
en las noches congeladas
de las calles marginadas
donde reinaba el espanto,
hoy de sangre son mis lazos
que me amarran a tu abrazo.
Telaraña de tus besos,
hebras finas, luz de miel
y es que el roce de tu piel
permite salir ileso
del volcán de fuego eterno
de tus ojos del invierno,
tan hermosos, tan oscuros,
nunca estuve tan seguro
de quererlos para siempre
porque hacen que yo tiemble
y supere aquellos muros
de los tiempos y distancias
que se curan con las fotos
que arregló los sueños rotos
y la falta de fragancia
que hace falta en el hogar
para hacer complicidad
de las cosas más pequeñas,
como verte amanecer,
como tazas de cafés
que se llenan mientras sueñan
discurrir entre dos labios
arreglando los agravios
con tan solo una mirada.
Como ser el centinela
y el guardián de la candela
cuando llega la alborada,
del navío de tus sueños
donde crecen mis empeños
para verte desarmada.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...