03 junio 2014

Cada vez que tú me tocas

Empieza a llover fuerte.
Te abrigas en las sábanas, tranquila,
y yo tengo la suerte
que el sol de tus pupilas
nos llena de una estrella que titila

en el fuego encendido
del amor que sentimos al mirarnos
olvidando al olvido,
porque antes de encontrarnos,
porque antes de poder acariciarnos

la vida no era vida.
Llueve y llueven los besos de tu boca
que curan mis heridas,
con la luz que provoca
la magia cada vez que tú me tocas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...