09 noviembre 2013

Mía

Me refugio en la certeza
que eres mía en mis recuerdos.
Tardes de arena caliente
y los mimos en tu cuello
para dar paso después
al nacer del primer beso
y saber que me perdí
en las olas de tu pelo,
en tus ojitos de menta,
y el impacto fue tremendo.
Al principio nos costó
poder empezar de cero,
por los muchos sinsabores,
no podíamos creérnoslo.
Nos dejábamos llevar,
del deseo de lo nuevo,
fortaleciendo los lazos
conforme pasaba el tiempo.
Convertimos en castillo
un piso del barrio viejo,
la cama llena de muelles,
en oasis del desierto,
y allí pudimos ser una
esencia de amor y sexo.
Me refugio en la certeza
que eres mía en mis recuerdos...



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...