28 noviembre 2013

LA FUERZA DE UN LATIDO

Siento el calor de tus abrazos,
lo dulces que son tus besos,
lo sinceros que son tus "te quiero",
en cada uno de tus gestos
percibo esa calidez que desprende
tu gran alma latina.
¿Se puede querer así
a alguien que no has ni siquiera
podido abrazar nunca?
Sí, sí se puede si quieres, con el alma,
porque no quieres solo a la persona
por lo que ves,
sino por lo que transmite,
porque te llega al corazón
y este lo vé todo de forma distinta.
El corazón no tiene edad ni sexo,
es simplemente un órgano que se expande
y se contrae con la información
que le llega de fuera
y es en base a esto que él mismo
experimenta la fuerza
con que es capaz de latir.
¿Se puede pedir más a alguien
que hace que te sientas vivo?
No, no creo que se pueda,
ni que sea ético hacerlo.
El amor es desinteres por uno mismo,
es darse, es entregarse,
es devolver la sonrisa a un rostro
que lo tiene borrado
por las vicisitudes de la vida,
es calentar ese corazón ajeno
con el roce del tuyo propio.
Me podría extender más,
pero soy consciente de la zozobra
que estoy ocasionando
y aunque podría, no deseo tal cosa,
hoy no, además todo eso ya lo sabe
de sobra el homenajeado,
todo esto quiere ser 
mi felicitación de cumpleaños.
Por todo lo que me has aportado,
por lo que me aportas
y me aportarás en el futuro,
pues aunque no te tenga conmigo,
seguirás estándolo en el recuerdo
de unos días hermosos que compartimos.



¡¡FELIZ CUMPLE JUAN!!




(KANET)



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...