05 febrero 2013

MI HERMOSA VAMPIRESA


Yo amo cuando nadie me ama,
quiero cuando nadie me desea,
sueño aunque este despierto con tu sonrisa,
no sé si quiero que el reloj me espere y se detenga,
no sé si me ahoga el desamor o la que aprieta es mi camisa,
pero si rescato de mi soledad lo que mi corazón siente
no palidece mi paz, solo adormece mi alma, la deja sumisa.

Quizás, así me dominas tú o me gusta estar entre tus poderes,
mi loca pasión por el sentimiento inédito que aún no está abierto
pero me gusta más tu osadía por enfrentarme sin temor,
me lees mis adentros, me sientes cuando me estoy muriendo.
¿Entonces donde quedo yo?, si mi alma desnuda está al descubierto,
no tienes que buscar en lo profundo, solo enfrenta tu propio dolor.

Es fácil predecir el futuro, pero si no aciertas mueren tus sueños,
mi pensamiento se parte en mil pedazos, subyugo mi propia alma
y así beberé de mi propia sangre, quiero fortalecer mi espíritu,
llenarme de muchas anécdotas y entregarte mi resolución....,
castiga mi alma, el mensaje te lo dejo yo, apriétame con calma,
ámame sin asfixiarme que yo me entrego a ti, a tu bendición.

En poco tiempo me convierto en solo un espejo de tu vida,
verte reflejada en él, como atraparte en ese hechizo magistral,
porque tu amor esta hecho a la perfección de mis ideas,
dominar cada palmo de tu cuerpo, de tu mente cautivadora,
¿Crees que habrá gloria para tus propios rezos?,
no me carcomas en mis locuras, en ellas te tengo atrapada.

Si yo te dijera que eres el filo de mi vida siniestra, ¿Qué harías ?
Si te contara como el dolor es amante de mis remordimientos,
esperaras a que aparezca mi angustia dentro de tus dominios
para así tener en tu alma esa fuente de poder, de tu conjuro,
pero no sacrifiques mis lamentos, no abandones mis sentimientos,
atrapado contigo o sin ti todo se transforma en nada, es prematuro.

Ya no alabaré tu nombre, ni conjugaré nuestro verbo amar,
al beber de mi sangre aborté mis propios caprichos, quiero amarte,
dejo mi campo alertado con mis precoces ideas fantasmagóricas,
pero aquí seguirá mi rumbo hacia esa luna reflejada en el mar
que me acompaña siempre en cada tristeza mía por olvidarte,
siempre serás un estigma más en mi vida, en mi peregrinar.

Y aquí quedamos ya atrapados tu y yo en ese beso frenético
que amordazó nuestros sentidos y juramentos, acabó en angustia,
ese paladar de tus labios profundos y extraños, sutil y fatal ante ti,
mi vida atrapada en esos encantadores labios, embrujo sintético,
atrapado en mi propia trampa, un juego lleno de palabra mustia,
que me siga dirigiendo la luna llena en mi camino que expira,
y yacerá en mi boca siempre ese beso tuyo mi hermosa Va
mpira.


(JOSÉ RENATO)




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...