21 enero 2013

Bécquer



Viajé a las leyendas del maestro
para soñar al lado de sus rimas.
Deseché las palabras sin estimas
que ensucian nuestro mundo tan siniestro.

Hay textos pretenciosos de lo diestro
de lenguajes vulgares por las cimas;
son tus versos de luz los tibios climas
que rescatan a mi alma del secuestro

que son las letras llenas de vacío
que vacían el lleno de mi alma
de sueños que hoy congela el frío

de este mundo que borra de la palma
la belleza en favor del triste hastío
y me abrazo a las rimas de tu calma.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...