06 abril 2012

SÍ, TE CULPO A TI


Sonreír sin tener ganas,
sentir la lluvia en la cara
y que no te moleste,
ánimos decadentes.

Llegar la noche
y dejarte absorber por ella,
te engulle con su negro manto
y te hiela los huesos.

Divina fortuna,
has venido sin esperarte,
eres el puñal que desgarra
el manto que me ahoga.

Por fin percibo luz,
eres ese rayo de luna
en mi negra noche,
eres como ese regalo esperado.

Me das vida,
me devuelves cada minuto de ella
que me era negada,
no quiero vivirla sin ti.

Desear y obtenerlo es posible,
doy fe de ello,
eres mi deseo hecho realidad,
ni un paso más sin ti.

Me arropas con tu calidez,
el frío queda fuera,
siento sus susurros
pero estos ya no me alcanzan.

Mi sonrisa ha vuelto a florecer,
tú eres el culpable de ello,
sí, te culpo a ti
de mi dicha.

(KANET)





LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...