07 febrero 2011

PERDIDO EN LA NOCHE


Caminando me pierdo en la noche,
noche que conozco mejor que a mí.

Y me sorprendo suplicando
a un dios en el que nunca creí

para que pueda soportar
el frío hielo de mi corazón
que se resbala hasta mis ojos
si en mi alma se apaga tu voz.

Ya no puedo ver mis senderos
envueltos en nubes de lágrimas;
a cada paso, más me pierdo
en los pozos sin fondo de mi alma.

Yo siempre caminé la noche
con los ojos fríos, cerrados
de la mano de la paz metafísica
y el tibio aire solitario,

y hoy me pierdo con ojos abiertos
y a la luz de la luna centinela
en este laberinto de luceros
donde trato de encontrarte, mi estrella.


(Thantalas)




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...