05 octubre 2010

LINDA MARIPOSA




Sol ardiente que nos das calor,
luz y vida, acompáñame en este andar,
no me agobies con tus rayos implacables,
dame respiro de vez en cuando.

Descanso y sosiego en oasis señalados,
siguiendo la ruta marcada,
otros a su vez en ellos se han abastecido,
han renovado fuerzas para seguir.

Nadie encuentro en mi lento caminar,
nadie de los que me han precedido,
¿Como saber si en buen camino me hallo?
solo una linda mariposa se me cruza.

Extraordinaria visión, bellísima la percibo,
brillantes reflejos anacarados de ella se desprenden,
bajo los rayos del astro rey,
embeleso es lo que me produce solo con verla.

Ya no siento soledad, de repente me doy cuenta,
que compañera de viaje ya tengo,
con grácil elegancia a mi alrededor está,
cuan delicada la veo pero cuanta fortaleza encierra.

¿Como podría sino, recorrer tantos kilómetros?
solo para dejar en el sitio ya previsto,
el todo de si misma para el mañana,
ese que seguirá vivo cuando ella no esté.

Contigo haré el camino, para no sentir soledad,
ninguna de las dos la desea,
el batir de tus alas me dará el frescor necesario,
el punto de vida que anhelo.

A cambio te daré seguridad,
ahuyentaré los peligros que te puedan acechar,
dejaré que otros admiren tu belleza,
tu alegre danzar.

No les puedo negar el deseo de admirarte,
cosa lógica de por si, lo mismo he sentido yo,
un instante solo hace falta, no mucho más,
para quedar atrapado en tu dulce aletear.

Las dos llegaremos al final marcado,
quizás otros también se unan al viaje,
mientras, en nuestro caminar,
habremos dejado constancia de nuestro paso.

Cuando echemos la vista atrás,
señalado el camino habrá quedado,
de oasis en oasis habremos ido,
para abastecernos con la sabiduría de los días andados.

Solo así podremos dejar en el fin del trayecto,
esa parte nuestra de la esencia de vida,
que en tod@s nosotr@s habita,
alimentada por el aprendizaje constante.

(KANET)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...